Prensa: El comercio del barrio de Pamplona, dispuesto a levantar la persiana.

Prensa: El comercio del barrio de Pamplona, dispuesto a levantar la persiana.

Las Asociaciones de Comerciantes se felicitan por retomar el trabajo.


Los comercios reabren hoy sus puertas con medidas de higiene y seguridad, aforo reducido y sentimientos contradictorios: por un lado, las ganas de retomar la actividad y, por otro, la incertidumbre de la respuesta de la clientela. Hoy pueden abrir los comercios de menos de 400 metros cuadrados y lo podrán hacer con el 30% de su aforo. "Las primeras semanas va a ser algo para fichar, porque no creo que los establecimientos se llenen de repente. Va a ser abrir por querer volver a la normalidad, pero yo creo que va a costar bastante que la gente empiece a salir", reconoció ayer María Jesús Alonso, gerente Asociación Ensanche Área Comercial de Pamplona, que cuenta con 180 asociados, 25-26 de ellos hosteleros y el resto comercios y servicios.


Alonso señaló que la gran mayoría retomará hoy su actividad, y lo hará también pendiente de la lluvia. Para la gerente, lo más importante ahora es retomar la normalidad, y una de las formas de transmitir esa tranquilidad a los clientes es, opinó, "abrir en el horario normal". En cuanto a las medidas de prevención, afirmó que "no sirve de nada que los comerciantes y hosteleros se estén dejando la vida en tener todo tipo de medidas si luego el cliente va sin guantes ni mascarilla y va tocando todo". En ese sentido, Alonso apeló al "consumo local responsable".


Por otra parte, Carlos Albillo, gerente de la Asociación de Comercio, Hostelería y Servicios del Casco Antiguo de Pamplona, coincidió en que "los primeros días las ventas no van a ser muchas y va a haber cierta prevención por parte de la ciudadanía. Será un proceso lento y progresivo que tendrá que ir mejorando al mismo tiempo que evoluciona la pandemia y se incrementa la confianza de la población".